Es la parte más antigua del primer puerto artificial de la ciudad, pero fue remodelado en ocasión de los Juegos Olímpicos del 1992. Nace donde se termina La Rambla, by the Columbus monument, a major city landmark since 1886; a la parte superior de la columna, a 50 m de altura, un mirador ofrece unas vistas fantásticas del mar y del paseo.

El Port Vell nos ofrece muchas posibilidades para pasar un buen rato, como el Imax, el Aquàrium, el Maregmàgnum (un centro comercial) y el Museo de Historia de Catalunya, entre otros.