Pueblos cercanos

Entre el mar y las montañas, encontramos Canet de Mar, un pequeño pueblo mediterráneo, conocido por sus amplias playas de arena y de aguas cristalinas, y también por su arquitectura de Art Nouveau catalán.

El Modernismo en Canet de Mar

En Canet no hay solo la playa y la montaña, tiene también un legado arquitectónico: la Casa-Museu Lluís Domènech i Montaner, el conocido arquiteco modernista que concebió obras tan importantes como el Palau de la Música y el Hospital de Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

La Casa-Museo está formada por la Masia Rocosa, una masía del s. XVII que fue su taller de arquitectura, y la Casa Domènech (1919), la casa que hizo construir para su familia. En el edificio hay un espacio dedicado a la historia de Canet y una sala de exposiciones temporales.

Puede solicitar más información en la recepción.

Castillo de Santa Florentina

Se puede visitar, acompañados de un guía, el interior del castillo y sus jardines. Al final de la visita se les ofrece una copa de champán.

Cruz del Pedracastell

El Pedracastell es una montaña de 309 metros que se encuentra entre los municipios de Canet de Mar y de Sant Iscle de la Vallalta en la comarca del Maresme. Des de allí arriba podemos apreciar todo Canet, Sant Pol y parte de Arenys de Mar con una perspectiva muy buena.

Podemos ver toda la Vallalta y sus valles, el Montnegre, la Serra dels Termes, Serra d’en Sala y por supuesto el Cap de Bou. Es un lugar idoneo para pasear, hacer senderismo o BTT y explorar.

En la parte superior, se encuentra la Cruz de Pedracastell. Desde allí se puede disfrutar de una fantástica vista sobre el mar.

Pueblos

Tossa de Mar

Esta ciudad de la Costa Brava, ubicada en la provincia de Girona, es un antiguo pueblo de pescadores con un importante bagaje histórico que se encuentra a 50 minutos en coche de Canet.

Tossa tiene uno de los paísajes más bonitos del entorno, con su costa de contornos rocallosos cubiertos de verde y azul que juegan con el mar, con playas y acantilados. Un museo a cielo abierto os revelará una Tossa que fue durante un tiempo romana (Turissa), medieval (Tursa), puerto de pesca y refugio de artistas intelectuales. Visite sus murallas del siglo XIIIy el faro, donde hay una vista espectacular de la costa ; descuba sus callejuelas medievales y disfrute de sus playas excepcionales y de su gastronomía.

Blanes

Marimurtra – Jardín botánico

El Jardín Botánico de Blanes, fundado por el alemán Karl Faust y considerado uno de los mejores jardines de Europa, le permitirá contemplar una vista fantástica de la Costa Brava. En las 4 hectáreas de Marimurtra, donde encontrará unas 3.000 especies exóticas, aunque predomina el bosque mediterráneo, encontramos 3 partes diferentes: la subtropical, la temperada y la mediterránea.

Marimurtra fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional por el gobierno de Catalunya.

Blanes está a unos 25 km de Canet.

Arenys de Mar

400 años de historia han dejado en Arenys un importante legado, que es el gran patrimonio cultural de qué podemos disfrutar hoy.

  • Hay la iglesia de Santa Maria, con uno de los retablos barrocos más importantes y mejor conservados de Catalunya.
  • El Museu Marès de la Punta (encaje de bolillos) ; las torres de defensa, construídas en el s. XVI para defender el pueblo de las incursiones piratas.
  • El Museu Mollfulleda de Mineralogia, con minerales de Catalunya y de todo el mundo.
  • El cementerio de Sinera, donde está enterrado el poeta Espriu.
  • Y el puerto, que concentra casi toda la flota pesquera de la comarca y que ofrece una amplia variedad de opciones para divertirse, practicar deporte y comer fuera, además de la subasta de pescado, que tiene lugar todas las tardes.

Sant Pol

En Sant Pol, un pueblecito tradicionalmente pescador, encontraréis el restaurante Sant Pau, de 3 estrellas Michelin y 3 soles de la Guía Campsa-Repsol. Su chef, Carme Ruscalleda, es conocida por todo el mundo y tiene un restaurante en Japón, en Tokio.

Como lugares de interés, pueden visitar la ermita de Sant Pau, de estilo románico (s. X – XIII), la iglesia gótica de Sant Jaume (s. XVI – XVII), fachadas modernistas y el Parc del Litoral (gran extensión verde con zona infantil y pistas para monopatín), entre otros.

El mercado semanal es el viernes.

Banyoles

Banyoles, que se encuentra a una hora en coche de Canet de mar, es una ciudad particularmente conocida por su lago natural, que es el más grande de Catalunya, donde se pueden practicar varios deportes. Además tiene un gran valor geológico, ecológico y cultural. La parte antigua de la ciudad también vale la pena, sus callejuelas, plazas, edificios religiosos, el agua que pasa por los canales y su arte forman un lugar único que hay que visitar.

Besalú

Besalú, que se encuentra a una hora en coche de Canet de Mar, es una de las ciudades medievales más importantes y mejor conservadas de Catalunya. Su situación geográfica permitió a las poblaciones de instalarse allí desde tiempos antiguos, hecho que explica que en este lugar se hayan encontrado varias culturas. El patrimonio de la ciudad es pues muy rico. Esta población se encuentra entre dos ríos y es ideal para pasearse: las calles y plazas transmiten un sabor medieval único.

El municipio de Besalú organiza diferentes actividades al largo del año, como por ejemplo visitas nocturnas todos los miércoles de julio y agosto con personajes medievales ; también hay la feria medieval el primer fin de semana de septiembre, ambientada en la época medieval, con mercado, etc.

Girona

Girona es una ciudad con mucha oferta cultural y gastronómica al norte de Catalunya, a unos 58 km de Canet. Aunque es una ciudad de casi 100.000 habitantes, tiene el encanto y el ambiente de un pueblo, sobre todo el centro, donde se encuentran la mayor parte de los atractivos y sitios de interés turístico. Algunos de los lugares más característicos y conocidos de Girona son la catedral de Sant Narcís, la iglesia de Sant Feliu, el monumento de la leona, el barrio judío, las casas del río Onyar, el Parc de la Devesa, la Rambla de la Llibertat y las murallas, entre muchos otros. Es fácilmente accesible en coche y tren ; para más información, diríjase a la recepción.

Si sois gourmets, quizás les interese el Celler de Can Roca, un restaurante con 3 estrellas Michelin y calificado como el mejor del mundo, según la publicación británica The Restaurant Magazine en 2013.

Descubran la magia de la ciudad y quedarán enamorados de ella.

Calella

A 5 km de Canet, encontramos Calella de la Costa, una ciudad con muchos atractivos turísticos para edades y perfiles variados (familias, grupos de jóvenes, parejas, etc.).

En la playa podréis disfrutar de muchas actividades y opciones para pasárselo bien, como por ejemplo fiestas de la escuma, voley, fútbol, monólogos, castillos hinchables y cine al aire libre.

La gran variedad de tiendas que hay hace que Calella sea el lugar perfecto para pasar una tarde de compras. Además, el ocio nocturno nunca falta ya que hay muchas discotecas y locales.

Como lugares de interés cultural, se puede visitar el faro, el Parc Dalmau (hace unos 18 hectáreas), la iglesia de Santa Maria y Sant Nicolau, y el refugio antiaerio, entre otros.