Montserrat es el centro espiritual y cultural más importante de Cataluña.

Santa María de Montserrat es una abadía benedictina y basílica situada en la montaña de Montserrat, en la localidad de Monistrol de Monstserrat. El monasterio comenzó como la ermita de Santa María, la Madre de Cristo, en 1025. La capilla románica más grande fue construida para ser capaz de recibir más peregrinos. Se convirtió en uno de santuarios más conocidos en el mundo cristiano con mayor prestigio en Cataluña.

La estatua de la Virgen se llama «La Moreneta» por el color negro de su rostro. La estatua es una estatua de madera románica de finales del siglo XII. El barniz en la estatua se ha oxidado a causa del humo de las velas y las lámparas. Por eso el aspecto es ahora negro. La Virgen tiene una corona de diademas y tiene una esfera en la mano. En su regazo tiene una estatua de Jesucristo. Él también tiene una corona y su mano está haciendo un signo de bendición, mientras la otra mano sostiene una piña.

El estilo de la basílica es una mezcla de estilos góticos y renacentistas. Para verlo de cerca, uno tiene que pasar por el pórtico en el lado derecho de la basílica.

El museo se encuentra en un edificio al otro lado de la basílica y está construido bajo tierra, y consta de dos pisos. Este fue construido por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch en 1929. Hay muchas obras de arte que son donaciones de catalanes ricos. Hay piezas de arqueología de la Biblia, obras de oro y de plata datados de los siglos XV al XX y de fantásticas pinturas de maestros como Caravaggio, El Greco, Sisley, Dalí, y muchos artistas catalanes del siglo XX.

No te pierdas la oportunidad de coger el teleférico y disfrutar de las fantásticas vistas mientras vas de camino hacia el monasterio. No se pierda también la Coral de la Escolanía de Montserrat, uno de los coros infantiles más prestigiosos en Europa.