400 años de historia han dejado en Arenys un importante legado, que es el gran patrimonio cultural de qué podemos disfrutar hoy. Hay la iglesia de Santa Maria, con uno de los retablos barrocos más importantes y mejor conservados de Catalunya; el Museu Marès de la Punta (encaje de bolillos); las torres de defensa, construídas en el s. XVI para defender el pueblo de las incursiones piratas; el Museu Mollfulleda de Mineralogia, con minerales de Catalunya y de todo el mundo; el cementerio de Sinera, donde está enterrado el poeta Espriu; y el puerto, que concentra casi toda la flota pesquera de la comarca y que ofrece una gran oferta lúdica, deportiva y gastronómica, a parte de la subhasta de pescado, que tiene lugar todas las tardes.

Hay itinerarios y recorridos culturales, arquitectónicos y literarios (de Salvador Espriu y Lluís Ferran de Pol). También se puede descubrir el pueblo y los alrededores con visitas guiadas y con el trenecito turístico.

Se pueden hacer actividades de mar, como submarinismo, vela y piragüismo; a parte de otras actividades en el pueblo y en los alrededores, como senderismo, ciclismo, voley playa, correr, parque de aventura, paseos a caballo y relax en el balneario.