Banyoles, que se encuentra a una hora en coche de Canet de mar, es una ciudad particularmente conocida por su lago natural, que es el más grande de Catalunya, donde se pueden practicar varios deportes y que además tiene un gran valor geológico, ecológico y cultural. La parte antigua de la ciudad también vale la pena, sus callejuelas, plazas, edificios religiosos, el agua que pasa por los canales y su arte forman un lugar único que hay que visitar.