Besalú, que se encuentra a una hora en coche de Canet de Mar, es una de las ciudades medievales más importantes y mejor conservadas de Catalunya. Su situación geográfica permitió a las poblaciones de instalarse allí desde tiempos antiguos, hecho que explica que en este lugar se hayan encontrado varias culturas. El patrimonio de la ciudad es pues muy rico. Esta población se encuentra entre dos ríos y es ideal para pasearse: las calles y plazas transmiten un sabor medieval único.

El municipio de Besalú organiza diferentes actividades al largo del año, como por ejemplo visitas nocturnas todos los miércoles de julio y agosto con personajes medievales; también hay la feria medieval el primer fin de semana de setiembre, ambientada en la época medieval, con mercado, etc.