Esta ciudad de la Costa Brava, ubicada en la provincia de Girona, es un antiguo pueblo de pescadores con un importante bagaje histórico que se encuentra a 50 minutos en coche de Canet.

Tossa tiene uno de los paísajes más bonitos del entorno, con su costa de contornos rocallosos cubiertos de verde y azul que juegan con el mar, con playas y acantilados.

Un museo a cielo abierto os revelará una Tossa que fue durante un tiempo romana (Turissa), medieval (Tursa), puerto de pesca y refugio de artistas intelectuales. Visitad sus murallas del sigle XIII y el faro, donde hay una vista espectacular de la costa; descubrid sus callejuelas medievales y disfrutad de sus playas excepcionales y de su gastronomía.